Ives Bonnefoy: Dos poemas. Versiones de Pablo Queralt

De Ensemble encore (Todavía juntos, 2016)

De otros cuadros

Una última vez, la habitación, el jardín.
Un poco del día se desliza sobre la alcoba.
El color, ese coraje de sobrevivientes,
puede revivir lo que ya no es?
Por otra parte en esos cuadros que no existen más,
un árbol crece entre dos cuerpos
que el pintor quería casi confundido.
Un árbol, no, varios, toda una tierra.
Y en ellos, esos colores: que nosotros enseñamos
que la vida no sabe nada de mundos peligrosos.
Que ella planeaba por arriba, que ella protegía
todo lo que nosotros amamos y que nos ama.
Azul, dice el rojo sombrío, ven cerca de mí.
Inhalemos para imitar la vida.
No, para que ella renazca de nuestras cenizas
y que la luz sea hija de nosotros.

 

La Osa Mayor

Es que hace frío?
Yo no sé, si, puede ser.
Es por eso que me tienes junto a ti?
Si, no temas.
No me dejes estoy tan asustado!
Que te hace pensar que te quiero dejar?
No, pero donde estas? Donde estamos?
Yo no sé. En el cielo.
Estás seguro? Mis pies se hunden en el agua.
Es el agua del cielo.
Yo escucho dos voces. Dos gritos.
¿Dos voces? Yo también, tengo miedo.
Mira a la izquierda! El color!
Sujétame, sujétame bien.
Y esa gente en la ruta! ¿es noche de fiesta?
No, es la manada, inmensa.
No, son niños. Nada más que niños. Yo tengo miedo.
Agárrate bien a mi cuello. Hablemos entonces!
Que es esto, ¿el fuego?
Yo no sé. La misma cosa que estas estrellas, puede ser.
Me pregunto porque el cielo está tan cerca en la noche.
Yo, no me pregunto más nada. Yo observo. No, ni siquiera.
Entremos en esta habitación. Pero esto es agua!
Vamos a chapotear. Vamos a gritar. Se entenderá todo.
Tú, sí. Yo, yo me adelanto. Yo no volveré más.
Oh, no me dejes más. Las estrellas brillan, el cielo se mueve.

 


Links